Conozca Natal

¡Rio Grande do Norte es la tierra del sol! Con playas de arenas blancas, dunas, coqueros y mucha paz. Un lugar para descansar y admirar la belleza del paisaje. Aquí el verano dura todo el año y el calor es amenizado por una brisa constante. Con 399 km de litoral el estado posee playas de mar calmo, con piscinas naturales formadas por arrecifes. Perfectas para un delicioso baño.

También posee playas con ondas, adecuadas para el surf, y playas casi desiertas, con dunas y cocoteros.

Natal

El estilo neoclásico traído por la Misión Artística a Brasil, se desenvolvió durante el siglo XIX y dejó algunos ejemplares arquitectónicos significativos todavía en pie en Rio Grande do Norte, especialmente en Natal.

El siglo XX trajo consigo el progreso proveniente de la Revolución industrial. Natal se anticipó al Movimiento Modernista Nacional, con la creación del primer Plan Urbanístico de la ciudad por medio de la Resolución nº 15 de 30/12/1901, que creó la Ciudad nueva que comprende los barrios del Tirol y Petrópolis.

El plan fue trazado por el arquitecto Antônio Polidrelli. La instalación en 1902 de la Comisión de las obras del puerto impulsó el poblamiento de la Ribeira.

Giacomo Palumbo, invitado por el intendente Omar O'Grady, elaboró en 1929 el Plan de sistematización para expansión urbana de Natal. Al suceder el decreto del «Estado de Guerra» en Brasil durante la Segunda Guerra Mundial, Rio Grande do Norte, debido a su privilegiada posición geográfica, fue el lugar elegido por los militares americanos para la instalación de una base aérea. Entonces Natal se volvió conocida como el «Trampolín de la Victoria».

A partir de ese período la evolución urbana de Natal fue creciente. La ciudad se expandió, se crearon nuevos barrios y se abrieron avenidas anchas. Natal continúa creciendo cada día. Se implantó el camino costero con una amplia red de hoteles confortables. Diariamente se construyen nuevos edificios. La elevada cantidad de turistas que visita Natal ya elevó la ciudad a la condición de Polo Turístico Regional.

El verano no precisa comenzar para que Rio Grande do Norte se inunde de belleza. Al final el calor reina durante todo el año en el extremo nordeste brasileño, lo que atrae más de 500.000 turistas de todo el mundo.

Gran parte llega del sur del país, que no se importa de recorrer 3.000 km por rutas precarias a bordo de un automóvil u horas de avión.

Les basta pensar que un agua de coco muy fría los estará esperando bajo la sombra de algunos de los miles de cocoteros esparcidos en la región.

PONTA NEGRA

Es en el barrio de Ponta Negra que se ubica el «Blue Marlin Apartments». Es un barrio privilegiado por su estructura cercada de mucho entretenimiento y de lo que es necesario para pasar una estadía tranquila. Próximo al hotel hay restaurantes, bares, ferias de artesanía, shopping, Centro de convenciones y mucho más.

Ubicada a 14 kilómetros al sur del centro urbano de Natal, la playa de Ponta Negra está formada por una pequeña bahía de 3 kilómetros de extensión.

Al norte, un tramo de mar abierto con fuertes ondas, es el lugar preferido de los surfistas. Al sur la presencia de jangadas y el MORRO DO CARECA (una duna de 120 metros de altura, rodeada de vegetación) forman una de las más bellas tarjetas postales de Brasil.

CENTRO DE TURISMO


También es conocido como Casarão (casona) y desde hace varios años se volvió un lugar de manifestaciones artísticas y culturales. Fue restaurado por el Instituto de Patrimonio Histórico y Artístico Nacional ―IPHAN―. Sus dependencias se adaptaron para diversos tipos de servicios de apoyo turístico, como tienda de artesanía, galería de arte, teatro, restaurante, discoteca, bar, cafetería, etc. Desde ahí se puede ver también una vista panorámica de las playas urbanas.

FORTE DOS REIS MAGOS

Fue el primer hito de la conquista de Rio Grande do Norte. Está localizado en las proximidades del encuentro del Océano Atlántico con la desembocadura del río Potengi.

En 1638 el príncipe Mauricio de Nassau se albergó en el fuerte junto con Franz Post que fue el primer pintor de la Fortaleza. También pasaron por ahí héroes como Felipe Camarão y el líder del movimiento republicano de 1817 André de Albuquerque Maranhão.

BARREIRA DO INFERNO

La construcción de las instalaciones de la Barreira do Inferno comenzó en 1964, próximo de la Praia de Ponta Negra, a una distancia de 17 kilómetros del centro de Natal. Ocupa un área de aproximadamente 5 kilómetros cuadrados dentro de la que se levantan cerca de 30 edificios de arquitectura moderna que poseen caminos asfaltados y un eficiente sistema de iluminación.

Las instalaciones poseen rampas de lanzamiento de varios tipos de cohetes, depósitos de combustible y de cohetes además de una sofisticada estación meteorológica y otra para lanzamiento de globos de investigación. Todavía cuenta con radares de rastreo y telemetría. Por esa razón Natal se conoce como Capital Espacial de Brasil. Esta es la primera base de lanzamiento de cohetes de América del Sur y la cuarta en importancia mundial.